Congreso AMPROFEC 2019

Cobertura de eventos / Corporativo








































Yucatán, la tierra del faisán y del venado, cuna de la cultura maya que construyó una de las siete maravillas del mundo moderno fue la sede del XXII Congreso Internacional de la Asociación Mexicana de Profesionales en Exposiciones Ferias y Convenciones (AMPROFEC), donde congresistas de 12 países tuvieron la dicha de conocer y disfrutar la arquitectura de Mérida, la cultura, bellezas naturales y gastronomía de la zona además de hacer negocios y nuevas amistades.

En las actividades previas y posteriores al XXII Congreso Internacional AMPROFEC participaron congresistas de Sudáfrica, India, Filipinas, Rusia, China, Inglaterra, Brasil, Colombia, Malasia, Estados Unidos, Grecia y de lugares de México como Monterrey, Zacatecas, Guanajuato, Jalisco, Hidalgo, Chiapas, Quintana Roo, Campeche, Estado de México y Ciudad de México.

La primera actividad de los participantes fue una visita a la fábrica de Sal de Mar en Las Coloradas, luego un paseo en lancha para conocer las bellezas naturales de Rio Lagartos donde gracias a la destreza de los guías locales avistaron flamencos, pelícanos, águilas pescadoras y cocodrilos, entre otros animales, otro grupo de congresistas participaron en el Torneo de Golf “México vs. The World” en el Club Delfín del Country Club Campeche.

Para conocer los secretos de la gastronomía yucateca nuestros invitados conocieron el poblado de Libre Unión donde participaron en el desentierro de los “pibes” (tamales horneados bajo tierra), también fueron al pueblo de Yodkzont donde la adrenalina de los visitantes subió al cruzar el cenote en tirolesa y bajar haciendo rapel hasta las cristalinas aguas. Después la comitiva viajó la ciudad de Izamal donde hicieron un paseo en calesa y disfrutaron de los bailes tradicionales de jarana además de conocer y disfrutar de la música de Pat Boy, principal exponente del rap en lengua maya.

Durante su estancia fueron a la Hacienda Sotuta de Peón donde viajaron a través de la historia para conocer la forma de vida cuando Mérida era una de las ocho ciudades más ricas del mundo; allí también convivieron con Don Antonio, un campesino maya, quien trabajó por décadas en la producción de la fibra de henequén. En el itinerario de actividades, no podía faltar la visita a la zona arqueológica de Chichen Itzá donde admiraron el espectáculo de luz y sonido, así como una representación del juego de pelota maya Pok ta pok.

En Obtura tuvimos la misión de que las actividades realizadas perduren a través del tiempo y que dejen recuerdos únicos para nuestros amigos congresistas. Para el 2020, el congreso tendrá como sede el bello estado de Zacatecas, lugar donde se vivirán nuevas aventuras y formas de hacer negocio.